«

»

Ciencia & Tango

Según un artículo publicado recientemente en ABC.es, el Tango puede disminuir el riesgo de caídas en enfermos de Parkinson.

La forma interactuar con la pareja hace que este baile sea especialmente útil para recuperar la movilidad y facilitar la estabilidad

Las alteraciones motoras son uno de los síntomas más importantes y que más afectan a la calidad de vida de los enfermos de Parkinson. La danza como práctica artística y terapéutica puede ayudar en la rehabilitación de alteraciones neuromusculares y motoras, según un estudiorealizado por E. Valverde Guijarro, fisioterapeuta del Hospital Universitario de La Princesa, en Madrid, y M.T. Flórez, Jefe de la unidad de rehabilitación de la Fundación Hospital de Alcorcón.
Ambos especialistas han realizado una revisión sobre estudios anteriores sobre la influencia de la danza en los enfermos de Párkinson.
En concreto, una investigación anterior desvelaba, en el año 2007, que la danza, y más en concreto el tango podría ser una estrategia adecuada par paliar el déficit de movilidad en personas de edad avanzada y que padecen esta enfermedad.
En este estudio preliminar se compararon los efectos de dos programas de movilidad diferentes, uno de ello consistente en clases de tango, y el otro con otra clase de ejercicio.
Diecinueve pacientes fueron asignados aleatoriamente a cada uno de estos dos grupos, asistiendo a un total de 20 clases, comprobándose tras las mismas que el grupo asignado a las clases de tango mostraba una mayor tendencia a la mejoría en cuanto a los déficits de movilidad provocados por la enfermedad.
Tras este estudio preliminar, ahora Valverde Guijarro y Flórez García han incluido 13 ensayos con 384 participantes con los que se evaluaron 4 estilos diferentes de danza. En su conclusión, los investigadores reconocen que los pacientes mostraron resultados favorables en parámetros como la función física, equilibrio, marcha, riesgo de caída y calidad de vida.
A pesar de existir pocos ensayos clínicos, el análisis de los resultados surgiere que la danza puede mejorar la rehabilitación de alteraciones motoras, ya que se aprecia una disminución del riesgo de caída al mejorar el equilibrio y la marcha. Todo ello conllevaría una mejor calidad de vida.
Dicen estos expertos que la danza-terapia se ha utilizado con éxito como un componente de rehabilitación en una gran variedad de trastornos neurológicos, incluida la lesión cerebral traumática, la lesión de la médula espinal, el accidente cerebrovascular, la esclerosis múltiple, el autismo y la pérdida sensorial.
Utiliza el movimiento para mejorar la integración física y emocional de la persona. Para los individuos expuestos a enfermedades degenerativas, la danza puede ser una oportunidad para ejercer el control sobre el espacio personal y recuperar un sentido de dominio y propiedad sobre los movimientos del cuerpo.
El tango ha sido la intervención más estudiada hasta la fecha. Es un tipo baile en el cual la posición base con la pareja es mediante un abrazo o marco, a diferencia del swing o la salsa. Este aspecto es particularmente útil para personas que tienen el reto en términos de equilibrio, debido a que la pareja puede proporcionar información útil sensorial y facilitar la estabilidad.
Artículo original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>